Ubisoft Barcelona: "Hem de barallar-nos pel temps del jugador"

Ubisoft Barcelona: “Tenemos que pelearnos por el tiempo del jugador”

Dieciséis años después de su fundación sigue siendo el único estudio de desarrollo de videojuegos para consola y ordenador perteneciente a una gran multinacional que hay en España | Desde sus oficinas en Sant Cugat acaban de lanzar Rabbids Invasion y han colaborado en el desarrollo de Assassin’s Creed Unity y Shape Up.

.

Albert García. LA VANGUARDIA. 2/12/14

.

Con dieciséis años a sus espaldas, Ubisoft Barcelona, filial española de una de las mayores multinacionales de ocio electrónico, es uno de los estudios de desarrollo de videojuegos más veteranos de nuestro país y, sin embargo, también uno de los más atípicos. Lo es porque a pesar de que España está entre los cuatro principales mercados europeos en consumo de videojuegos, el 68% de sus estudios de desarrollo tienen menos de 5 años de vida y solo el 3% está en manos de empresas extranjeras.

Por sus oficinas de Sant Cugat —ciudad de la que no se han movido en todo este tiempo— han pasado alrededor de 25 juegos, una cifra que también es inusual por ser tan elevada. Entre ellos se incluyen tanto desarrollos propios, como aquellas colaboraciones con los otros 29 estudios que Ubisoft tiene distribuidos a lo largo de 19 países. “Ser parte de una multinacional más grande nos da unos medios que a veces se nos olvida que son de lujo”, explica la directora de general de Ubisoft Barcelona, Marie-Thérèse Cordon. Entre estos medios, se encuentra la posibilidad de trabajar en juegos de la talla de Assassin’s Creed, una franquicia que lleva más de 70 millones de unidades vendidas en todo el mundo y en la que Ubisoft Barcelona también ha puesto su granito de arena.

Además de haber colaborado en Unity, la polémica última entrega de esta saga ambientada durante la Revolución Francesa, el estudio también acaba de publicar Shape Up, un original videojuego de fitness para Xbox One, y Rabbids Invasion: The Interactive TV Show, una innovadora mezcla entre ocio interactivo y televisión para las consolas Xbox 360, Xbox One y PlayStation 4. Estos dos títulos definen en gran medida el carácter pionero de la filial española de Ubisoft.

“Antes de que se anunciase el sistema de control gestual Kinect, nosotros ya llevábamos tiempo investigando y desarrollando el tema de la captura de movimiento”, apunta Cordon. “Luego Microsoft nos adelantó porque tenía más dinero, pero nosotros pudimos utilizar todo lo que habíamos aprendido”, añade en referencia a productos como My Fitness Coach para la consola Wii, el cual fue desarrollado casi enteramente en Barcelona y tuvo unas ventas rondaron los dos millones de unidades, o la popular saga de baile Just Dance, en la que también han colaborado.

Trabajando las 24 horas del día

.

Una de las tendencias más habituales en el desarrollo de videojuegos en la actualidad, especialmente cuando se trata de grandes producciones, es la capacidad de las diferentes divisiones a la hora de trabajar de forma coordinada. “Ubisoft apuesta mucho por la colaboración entre varios estudios, de aquí que los tres juegos que hemos hecho este año sean colaboraciones”, señala el responsable de comunicación y relaciones externas de Ubisoft Barcelona, David Darnés.

“Shape Up ha sido un proyecto en cuyo desarrollo nunca se ponía el sol”, apunta el productor de este juego, Isidro Gilabert, haciendo referencia a cómo la diferencia horaria permite que diferentes estudios repartidos por el planeta trabajen de forma coordinada las veinticuatro horas del día. “Nosotros empezábamos a trabajar a las ocho de la mañana y, cuando ya estábamos acabando, en Montreal seguían con el desarrollando; cuando en Montreal acababan de trabajar, en Chengdú (China) empezaban a testear y, cuando ellos acababan de testear, nosotros nos poníamos de nuevo manos a la obra”.

Con un personal que varía entre las 35 y las 70 personas (una cifra que depende de los ciclos de desarrollo), Ubisoft Barcelona es uno de los estudios más pequeños de esta multinacional de origen francés, que cuenta con alrededor de diez mil trabajadores en todo el mundo, y que en sus divisiones de mayor tamaño, como la de Montreal, puede llegar a emplear a más de dos mil personas. “Si en algo hemos cambiado a lo largo de todos estos años es en que hemos profesionalizado la producción de videojuegos”, comenta Cordon haciendo referencia a la evolución de la compañía, “lo que antes se hacía en un garaje luego pasó a los estudios, y de allí hasta aplicar procesos muy estudiados y probados en varias producciones”, añade.

“Nosotros aprendimos a hacer videojuegos distribuyendo videojuegos”, recuerda la máxima responsable de Ubisoft Barcelona, quien lleva en la compañía fundada por los hermanos Guillemot desde sus inicios a finales de los años ochenta. Fue en 1998 cuando el estudio decidió instalar sus oficinas en Sant Cugat, y no fue hasta unos cuantos años después, en 2013, cuando fruto de la estrategia de internacionalización llevada a cabo por la compañía, adquirió la división barcelonesa de la empresa de juegos para móviles Digital Chocolate, hoy en día conocida como Ubisoft Barcelona Mobile. Especializada en juegos Free-to-Play para smartphones y tablets, esta empresa hermana de Ubisoft Barcelona cuenta con alrededor de cincuenta trabajadores en sus oficinas ubicadas en la Via Layetana y es responsable de juegos como Battle of Heroes.

Un tipo de estudio atípico en España

.

Si bien la creación independiente de videojuegos pasa por un buen momento en España y Barcelona en concreto es una de las ciudades de referencia en lo que se refiere a desarrollo de apps y juegos para dispositivos móviles, contrasta la poca cantidad de estudios que se dedican a producciones de tamaño medio para consolas y ordenador en este país. Según Marie-Thérèse Cordon las administraciones tienen gran parte de culpa: “No es que en España haya pocos estudios, pero pertenecientes a grandes multinacionales somos el único, y quizá es por un tema económico, si nos comparamos con Canadá se podría entender porque aquí no hay subvenciones y allí sí”.

A pesar de que Ubisoft Barcelona ha recibido ayudas económicas de la administración en el pasado, según su directora general no son suficientes para hacer que el estudio sea más grande. “Cuando voy a hablar con mis jefes en París, el coste de producción, que es un elemento muy importante a la hora de decidir dónde se hace un juego, es el que es y podría ser más reducido si tuviéramos más subvenciones”, prosigue. “Donde nosotros no nos podemos equivocar, igual en Ubisoft Montreal sí pueden equivocarse, y en términos de investigación y desarrollo es bueno hacerlo; aquí, o das en el clavo a la primera o la equivocación puede salirte muy cara”, puntualiza.

A diferencia de las otras grandes compañías editoras a nivel mundial, Ubisoft ha hecho una apuesta más decidida por abrir estudios en Europa. “A Electronic Arts y Activision quizá no se les ha ocurrido venir a España porque son compañías norteamericanas, en cambio Ubisoft es una empresa europea y ha decidido expandirse más cerca, al fin y al cabo son países en los que nos entendemos”, señala Cordon.

El futuro es una experiencia lo más inmersiva posible

.

El imparable avance tecnológico y la llegada de consolas cada vez más potentes están incrementando las dimensiones y la complejidad del desarrollo de videojuegos, pero también el nivel de inmersión que ofrecen. Es por ello que, según Cordon, la lucha actual de las grandes compañías no tan solo consiste en ofrecer una experiencia de juego lo más inmersiva posible, sino en algo más importante: luchar por el tiempo del jugador. “El futuro de los videojuegos pasa por ser una experiencia cada vez más personalizada, hay tanta oferta que los editores tenemos que pelearnos por el tiempo del jugador; ofrecerles algo personalizado es una forma de ganar puntos para que jueguen a nuestros juegos”.

Con decenas de horas de juego y la promesa de nuevos contenidos que se añadirán de forma periódica, Assassin’s Creed es uno de los mejores ejemplos de esta tendencia del videojuego como servicio. “Estamos trabajando mucho en mejorar cada vez más la inmersión del jugador, tenemos que conseguir que sea fantástica, y en el caso de Assassin’s Creed que además aprenda algo; eso significa más inversión a nivel de producción, producir de forma diferente o cambiar constantemente las formas de producir”, explica esta veterana de la industria del videojuego.

Aunque en el mundo tecnológico los cambios pueden sucederse a una velocidad endiablada, desde Ubisoft Barcelona no quieren renunciar a seguir dando forma al entretenimiento del futuro. En este este sentido, David Darnés destaca que “otra cualidad de Ubisoft de Barcelona a parte de innovación es su capacidad prototipar”. Esto es precisamente lo que han hecho con Rabbids Invasion: The Interactive TV Show, el primer producto de televisión interactiva de Ubisoft y que según Darnés, “abre un mundo de posibilidades para explorar a la hora de buscar nuevas maneras de jugar y de entretener a la gente”.

Otra de las claves que según Cordon marcarán el futuro de la industria del videojuego es el hecho de que en los últimos años se hayan abierto a todo tipo de públicos y plataformas. “El futuro de la industria ofrece muy buenas perspectivas porque, ¿quién no juega hoy en día?”, se pregunta la máxima responsable de Ubisoft Barcelona. “El ocio electrónico se ha convertido en un mercado que ha llegado a todos las edades y a todas los dispositivos, con lo cual su futuro es muy esperanzador”, sentencia.

Llegiu l’article original aquí.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s