Videojocs i literatura: dues cares de la mateixa moneda?

Videojuegos y literatura: ¿dos caras de la misma moneda?

Los videojuegos han evolucionado. No sólo en cuanto a gráficos y resolución, sino también sus formas de control y en la forma de trasladar una experiencia interactiva al jugador. Han sido cambios pequeños y graduales, pero significativos, que han impulsado la popularidad del mundo del videojuego hasta convertirlo en una industria multimillonaria. Pero sin duda los cambios más reveladores han sido a nivel narrativo.

.

Álvaro Alonso. EL DIARIO.ES. 30/10/2014

Lejos quedan ya esos juegos con una historia lineal y sencilla que no conseguían implicar emocionalmente a los jugadores. Adiós a disparar a hombrecillos verdes pixelados, a aplastar hongos andantes mientras intentamos salvar a una princesa, a darnos mamporros con luchadores sin pasado, a enfrentarnos a un villano a quien no se nos ha dado oportunidad de aborrecer o entender.

Hoy día, la mayoría de los desarrolladores de videojuegos intenta ofrecer a sus jugadores historias profundas que conmuevan y hagan reír, que intriguen, que sorprendan. Las hay de todo tipo, desde relatos adultos que permiten reflexionar sobre las cualidades y defectos de la humanidad, hasta aventuras desenfadadas y divertidas con las que pasar un buen rato.

Cada año aparecen nuevos títulos que revolucionan la forma de narrar historias en los videojuegos, que presentan universos complejos y detallados, así como personajes icónicos a los que no tienes más remedio que amar u odiar, con guiones ricos en matices que en ocasiones eclipsan a los del cine o las series de televisión. Y los videojuegos han encontrado una fuente de inspiración en la narrativa más tradicional: la literatura.

El mundo literario siempre ha sido propicio a ser adaptado en películas o series de televisión, y los videojuegos se han unido a esta tendencia. Son muchas obras las que han dado el salto a este nuevo tipo de narrativa, relatos que bien por su complejidad o bien por el atractivo mundo en el que desarrollan han captado la atención de los desarrolladores de videojuegos. Ya sea a modo de secuelas, o presentando a nuevos personajes en un universo ya existente, los videojuegos se han ligado íntimamente a la literatura.

A continuación hacemos un repaso de los títulos inspirados en sagas literarias o novelas gráficas que han triunfado como videojuegos.

The Witcher, o la continuación de una saga

The Witcher 3 es inminente. Muchos fans están contando con los dedos las semanas que faltan para que la tercera entrega de los videojuegos protagonizados por Geralt de Rivia llegue a sus manos. Sin embargo, muchos desconocen que el famoso hechicero nació inicialmente de la mano del escritor polaco Andrzej Sapkowski.

La “Saga de Geralt de Rivia” está compuesta por siete novelas. Las dos primeras, El Último Deseo y La Espada del Destino, no son más que una recopilación de relatos protagonizados por Geralt. En ellos se nos introduce al universo del hechicero, poblado de razas y criaturas mitológicas, y nos presentan reinos y ciudades como Cintra, Rivia o Tameria. Es en las cinco últimas, conocidas como la “Saga de la Sangre de los Elfos”, donde arranca la trama central de las novelas.

El último libro de la colección, La Dama del Lago, fue publicado en 1999 y deja la historia en el punto exacto donde arrancan los juegos, cuando Geralt pierde sus recuerdos. Por lo tanto, la trilogía desarrollada por CD Projekt Red STUDIO es una secuela que amplía el universo de The Witcher y ahonda en la historia de los personajes.

El caso de The Witcher es especial, ya que su salida como videojuego no sólo fue un éxito de su desarrolladora. La publicidad a nivel internacional de los juegos supuso un aumento considerable de la popularidad de la saga de novelas, que a día de hoy se encuentran entre las indispensables de los amantes de la fantasía.

Tom Clancy, el espionaje convertido en videojuego

Seamos claros. La acción, las persecuciones trepidantes y los tiroteos venden en el mercado del videojuego, por no hablar de otros tipos de industrias audiovisuales. Y Ubisoft encontró en las novelas del escritor Tom Clancy un filón de historias que podían adaptarse con éxito a los videojuegos.

Tom Clancy fue un autor estadounidense que se hizo famoso por sus novelas policiacas, cargadas de tramas políticas contextualizadas en el mundo del espionaje y la inteligencia militar. Ubisoft adquirió los derechos de Rainbow Six, una de sus novelas más populares, y ha sabido sacarle partido a lo largo de los años con la serie Tom Clancy’s Rainbow Six, compuesta por más de treinta juegos.

Además, al nombre de Tom Clancy se ha visto ligado a muchas otras series de la compañía, como Tom Clancy’s Splinter Cell, o Tom Clancy’s End War, que aunque no adaptan ninguna novela suya, están basadas en ideas del autor. Clancy encontró en la industria del videojuego un nuevo mercado para sus historias de espionaje y terrorismo, y fue uno de los autores pioneros en dar el salto a este nuevo tipo de narrativa.

Los clásicos como inspiración

La adaptación de novela a videojuego no se limita únicamente a las obras más modernas. Los clásicos de la literatura también han encontrado una forma de reinventarse y han encontrado un pequeño hueco en las consolas.

Un ejemplo de esto es American McGee’s Alice, uno de los títulos que ha dejado su marca en la historia, y su secuela, Alice: Madness Return. Basados en la obra de Lewis Carroll, las dos entregas convierten el evocador cuento infantil en una cruel lucha por la supervivencia. El idílico País de las Maravillas se convierte en lugar oscuro y sombrío, en el que la protagonista tendrá que enfrentarse a las versiones más retorcidas de los personajes del cuento.

Dante’s Inferno es otro de los que se nutren de los clásicos, concretamente en la primera parte de La Divina Comedia de Dante Alighieri, “El Infierno”. El protagonista es Dante, un cruzado que descenderá a los infiernos para recuperar a su amada. El juego es una recreación perfecta del infierno imaginado por Alighieri, por lo que a medida que avance la trama tendremos que enfrentarnos a los demonios y seres monstruosos que él describió en su obra.

Las novelas gráficas como nueva fuente de inspiración

La tendencia de las obras literarias transformadas en videojuegos parece no tener fin, y en los últimos años los cómics y novelas gráficas se han sumado al carro. Los superhéroes de Marvel y DC cuentan por sí solos con decenas de videojuegos para todas las plataformas, como Batman: Arkham Origins oMarvel Avengers Alliance, entre muchos otros.

The Walking Dead, del guionista de cómics Robert Kirkman, es una de las sagas más populares que han seguido este camino. Tras convertirse en serie de televisión de mano de AMC, la colección de novelas gráficas ambientadas en el apocalipsis zombie sirvió como inspiración para The Walking Dead: The Game, desarrollado por Telltale. El juego, de carácter episódico y del que ya se han lanzado dos temporadas, recibió grandes alabanzas de la crítica y los jugadores y llegó a hacerse con unos de los codiciados premios al “Juego del año”.

The Wolf Among Us, también desarrollado por Telltale Games, es otro de los cómics cuya adaptación como videojuego ha sido un éxito. Basado en el universo de Fables, saga propiedad de DC Cómics y escrita por Bill Willingham, es a su vez una reconversión de los cuentos clásicos de toda la vida, como Blancanieves, la Bella y la Bestia o los Tres Cerditos.

El mundo al revés, juegos que se transforman en novelas

Los videojuegos no son los únicos que han tomado ideas de novelas ya existentes. El mercado literario también ha encontrado un filón en importantes sagas de videojuegos. Se han publicado decenas de novelas que amplían los universos presentados en un juego, que se centran en alguno de sus personajes y profundizan en su historia. Son novelas que han sabido distinguir el gran atractivo de las tramas presentadas en videojuegos, que en muchas ocasiones pueden ser más rompedoras y originales que las de otras clases de ficción.

Aunque parezca una nimiedad, la publicación de novelas basadas en videojuegos puede ser muy beneficiosa, ya que atrae a lectores, gamers apasionados, que por otros medios no se habrían iniciado en el hábito de la lectura.

Halo es un gran ejemplo de esto. Desde que salió a la luz la primera entrega de la franquicia, la desarrolladora ha hecho llegar a los fans once novelas y una novela gráfica, de un gran tirón entre los seguidores de la saga. El próximo 4 de noviembre será publicada en Estados Unidos la novela número 13 de la colección, Broken Circle.

Las marcas de videojuegos que cuentan con sus propias novelas son numerosas. Por ejemplo Dragon Age, con cuatro novelas, que narra el origen de algunos de los personajes más icónicos, así como los acontecimientos ocurridos entre juego y juego. Assassin’s Creed, una de las más fructíferas, da su nombre a varios libros y novelas gráficas, en los que se amplían la trama mostrada en los videojuegos o se introduce a nuevos Asesinos en épocas aún no exploradas en las consolas. Mass Effect tiene cuatro novelas centradas en la figura de David Anderson, nuestro “mentor” en los juegos, en las que se nos habla de su pasado y se nos amplían los sucesos de Mass Effect 3.

¿Son los videojuegos un tipo de literatura?

Queda claro que durante los últimos años los videojuegos y la literatura se han nutrido unos de otros. La narrativa más clásica ha influido en la forma de hacer videojuegos, en sus tramas y en sus personajes, pero de alguna forma esto también ha ocurrido a la inversa. Las grandes tramas de algunos videojuegos, con sus nuevas estructuras narrativas, han influido en la mentalidad de algunos escritores, mostrándoles una nueva forma de presentar sus historias. La narrativa siempre está evolucionando y, al igual que los videojuegos han aprendido de la literatura, también ocurre a la inversa. Obviamente las novelas son novelas, y los videojuegos son videojuegos. La forma de narrar en un medio audiovisual no puede compararse a la palabra escrita, por lo que siempre habrá diferencias entre ambos.

Son muchos los que reniegan de la relación mencionada, debido al desprestigio que los videojuegos siguen teniendo entre las ramas “más cultas” de la sociedad. Todavía son muchos los que consideran los videojuegos una tontería de niños, lucecitas en una pantalla que deja tontos a quienes los juegan, y que opinan sin haberles dado nunca una oportunidad. Sin embargo, parece que poco a poco estas opiniones van cambiando. Para muestra de ello la siguiente declaración, hecha por el profesor de Teoría Literaria y Literatura Comparada de la Universidad Carlos III, David Conte: “ Lo que ahora llamamos séptimo arte también nació como una atracción de feria para ir derivando con el paso de los años a una forma de narración: no podemos ignorar eso“.

Otros llegan un punto más allá, y se atreven a afirmar que los videojuegos son un nuevo tipo de literatura. Una afirmación arriesgada si tenemos en cuánta que otros medios audiovisuales como el cine o las series de televisión, con una carga narrativa fundamental, no son considerados literatura.

A día de hoy el debate sigue sobre la mesa, y seguirá estándolo mientras no se reconozca a los videojuegos como lo que son, plataformas de entretenimiento con una narrativa muy respetable, que cuentan historias tan o más potentes que las de otros medios.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s